Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2018

ELECCIONES 2018: Entre la fe y la esperanza.

La esperanza es lo único más fuerte que el miedo.
En pocos días México vivirá un momento histórico, único, donde millones tendremos la esperanza de que las cosas cambien, se transformen, transmuten, se modifiquen. Creo que es un tiempo de profunda relevancia y no podemos dejar de participar. Nadie, ningún mexicano puede dejar de votar y en libertad. Nadie sin excepción. Yo, igual que muchos de ustedes, pertenezco al México triste, al de las crisis recurrentes, las masacres, la censura, la simulación, la hipocresía y la doble moral. Pero también a ese México bueno, maravilloso, de gente trabajadora, íntegra, extraordinaria. Sólo así, se entiende la resistencia de esta tierra, sólo en su pueblo encuentro la explicación a su valor y grandeza. En verdad me lastima México, me duele la corrupción, el desempleo, el salario mínimo, la violencia, la inseguridad, la mala educación, los más de 50 millones de pobres que según el CONEVAL, cohabitan en este país, donde la desigualdad es el común denom…

ANAYA: ambicioso y traidor.

"Lo peor que puede pasar en este momento es que México tenga candidatos que están bajo sospecha de cometer actos delictivos"  -Ernesto Cordero
Ricardo Anaya es joven, articula muy bien sus discursos, su manera de vestir es la correcta y está bien preparado, además de hablar inglés y francés. El problema del candidato es que no representa al cambio que con urgencia pide y necesita el país. Anaya surgió del sistema, lo ha servido y se ha servido del mismo, y por lo tanto, lo representa.

La biografía del personaje, lo mismo que sus detractores y quienes dicen conocerlo y muy bien, hablan de un sujeto trepador, traicionero y mentiroso. Cuando se habla de Anaya, no se pueden dejar de lado las debilidades mencionadas, además de su ambición y amor por el dinero.

Desde quienes le dieron sus primeras oportunidades dentro de la política, no dejan de mencionar su inclinación hacia la traición y hacia su falta de palabra. En su meteórica trayectoria política, Ricardo Anaya dejó varios herid…